lunes, 7 de diciembre de 2015

Ocupado Versus Productivo

Ocupado Versus Productivo

Ocupado Versus Productivo

Los seres humanos, por naturaleza, rechazamos el mostrarnos desocupados o con poco que hacer; incluso somos capaces de inventarnos alguna tarea o “buscar oficio” como dicen por ahí. Este tipo de comportamiento nos vende como personas muy trabajadoras y con iniciativas. “Miren a fulano, siempre está haciendo algo, siempre está ocupado, trabaja muchísimo”. Típicamente, este tipo de percepciones alimentan la anhelada aceptación externa y la justificación interna de nuestro ego. 
Pero parece que la cosa no es tan fácil, esa tendencia de nuestra psique que nos empuja a la acción y a mostrarnos atareados y afanosos nos está jugando en contra, porque lo que realmente se necesita es ser productivo. Es cierto que no todo responde a la psique, hay toda una estructura social y familiar que premia, alaba y enaltece este comportamiento pero hay que preguntarse ¿de qué nos sirve? ¿es sustentable con nosotros mismos? ¿queremos estar ocupados o ser productivos?
La productividad es más compleja y retadora, implica revisión, planificación y síntesis, en otras palabras; hay que bajarle al acelerador ocupacional, detenerse a respirar conscientemente y pensar.
Este ejercicio es beneficioso y altamente productivo, porque implica la reflexión que nos lleva a recordar que es lo queremos alcanzar y de no saberlo, invita a la indagación, pero por sobretodo permite ver las cosas desde un ángulo distinto. Se abre el abanico de las posibilidades y logramos ponderar lo que realmente necesita atención y dedicación, aquello que es verdaderamente impostergable.
Hagamos la pausa, respiremos y actuemos. Produzcamos más y seamos felices.

http://www.inspirulina.com/ocupado-versus-productivo.html