lunes, 23 de noviembre de 2015

Las 45 frases más célebres del libro “El Principito”

“El Principito” es un precioso cuento escrito por Antoine de Saint-Exupéry. Nos cuenta el encuentro entre un piloto y un niño que es un príncipe venido de otro planeta.
Este libro ha sido un bestseler mundial y está considera como uno de los mejores libros de la literatura francesa. Contiene grandes frases que encierran el sentido de la vida, el amor, la amistad…
Si no has tenido la oportunidad de leerlo, aquí te dejo su versión en audiolibro. Después del vídeo te muestro las Las 45 frases más célebres del libro “El Principito”:
Si te ha gustado este vídeo, considera compartirlo con las personas cercanas a ti. Muchas gracias por tu apoyo.


2) El tiempo que perdiste con tu rosa hace que tu rosa sea tan importante.
3) La flor no quería que la viese llorar: era tan orgullosa…
4) Es tan misterioso el país de las lágrimas…
5) Los niños deben ser muy indulgentes con las personas grandes.
6) En el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas.
7) ¿Sabes? Cuando uno está verdaderamente triste le gusta ver las puestas de sol.
8) Siempre me ha gustado el desierto. Puede uno sentarse en una duna, nada se ve, nada se oye y sin embargo, algo resplandece en el silencio…
9) Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.
10) Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar en millones y millones de estrellas, basta que la mire para ser dichoso.
11) Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta.
12) Únicamente los niños aplastan su nariz contra los vidrios.
13) Las semillas son invisibles; duermen en el secreto de la tierra, hasta que un buen día una de ellas tiene la fantasía de despertarse.
14) Mi casa ocultaba un secreto en el fondo de su corazón…
15) Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo.
16) Cuando uno se deja domesticar, corre el riesgo de llorar un poco.
17) Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto, descubriré así lo que vale la felicidad.
18) Durante mucho tiempo tu única distracción fue la suavidad de las puestas de sol.
19) No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.
20) Ven a jugar conmigo —le propuso el principito—, ¡estoy tan triste!
21) Es necesario que cumplas tu promesa.
22) Es muy triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo.
23) Nunca respondía a las preguntas, su rubor significaba una respuesta afirmativa.
24) ¡Yo soy un hombre serio, yo soy un hombre serio!. Al parecer esto le llena de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!
25) Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.
26) «¿Qué edad tiene? ¿Cuántos hermanos? ¿Cuánto pesa? ¿Cuánto gana su padre?» Solamente con estos detalles creen conocerle.
27) Ignoraba que para los reyes el mundo está muy simplificado. Todos los hombres son súbditos.
28) Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.
29) Las flores son débiles. Son ingenuas. Se defienden como pueden. Se creen terribles con sus espinas.
30) Comprendí que no podía soportar la idea de no volver a oír nunca más su risa. Era para mí como una fuente en el desierto.
31) Algunas veces abrirás tu ventana sólo por placer y tus amigos quedarán asombrados de verte reír mirando al cielo.
32) No temo a los tigres, pero tengo miedo a las corrientes de aire. ¿No tendrás un biombo?
33) Es el único que no me parece ridículo, quizás porque se ocupa de otra cosa y no de sí mismo.
34) Serás mi amigo y tendrás ganas de reír conmigo.
35) Siempre me creo que estoy en mi tierra.
36) ¡La flor perfumaba e iluminaba mi vida y jamás debí huir de allí!
37) Nunca hay que hacer caso a las flores; basta con mirarlas y olerlas.
38) Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso.
39) Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras.
40) Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los otros. Si consigues juzgarte rectamente es que eres un verdadero sabio.
41) Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada.
42) Se debe pedir a cada cual, lo que está a su alcance realizar.
43) Los adultos siempre necesitan explicaciones…
44) Todas las personas mayores fueron al principio niños, aunque pocas de ellas lo recuerdan.
45) Amistades hechas de silencios comprendidos… De simpatías mutuas sin explicación…
http://www.recursosdeautoayuda.com/frases-mas-celebres-del-libro-el-principito/