jueves, 7 de enero de 2016

Cómo superar episodios de depresión con estos 4 consejos

La depresión es una de las enfermedades más difíciles de superar.  Existen ciertos pasos que puedes tomar para superar los episodios de depresión y aliviar el sufrimiento que se deriva de ella.
Antes de ver estos pasos, te invito a que ves este vídeo de solo 3 minutos para que entiendas muy bien en qué consiste la depresión. Recuerda que después del vídeo empieza mi artículo 😉


Como vas a poder comprobar, primero hay que ver si tu depresión es endógena o exógena. En el vídeo te explican la diferencia entre cada tipo de depresión (lo que no me gusta del vídeo es que no menciona ningún tratamiento terapéutico no invasivo como por ejemplo la psicoterapia):

Ahora sí ya, vamos a ver con estos 4 pasos que te van ayudar a sentirte mejor:

1) Tener algo planeado para cada fin de semana.

– No tiene porqué costarnos dinero. Puede ser preparar un rico almuerzo y subir a algún monte para degustarlo mientras te relajas mirando el horizonte. A parte de hacer ejercicio sirve también para despejar la mente.
– Planéalo con todo lujo de detalle. Empieza el lunes. Tienes que planear dos cosas: algo para el sábado y algo para el domingo. Puedes dedicar el lunes y el martes para planear lo que vas hacer el sábado y el resto de días para planear lo del domingo.
– Primero dedica un rato a pensar. Elige un plan que te apetezca realmente, que sea atractivo, que a poder ser no te cueste dinero, que incluya a otras personas a ser posible, que sea sano. Piensa en ello cuando estés distraída/o… o mejor aún, en vez de pensar en tus problemas, dirige tus pensamientos hacia el plan del fin de semana.
– Apunta los planes en un cuaderno. Será tu compañero de ahora en adelante. Vete añadiendo nuevas cosas a los planes cada día.
– ¿Lo harás? ¿Te comprometes a hacerlo? Conviértelo en un hábito y marcará una gran diferencia positiva en tu vida.
Tampoco necesita tus pensamientos tóxicos así que tíralos antes de adentrarte en la naturaleza.

2) Tener una rutina diaria que implique hacer ejercicio.

Tienes que dedicar un momento de tu día a día a hacer ejercicio. Esto es imprescindible para vaciar tu mente de pensamientos tóxicos.
No me digas que no tienes tiempo. Di mejor que tienes otras prioridades pero recuerda que incorporar el ejercicio en tu vida como una prioridad puede ayudarte a salir del pozo.
Si tienes que ir al trabajo andando hazlo, si tienes que levantarte una hora antes para ello hazlo… Basta simplemente con andar. La actividad física es un poderoso desestresante.
Para que se te haga más ameno el paseo puedes escuchar música que te motive (prepara alguna lista), algún podcast, la radio… o simplemente no escuches nada. Dedícate a observar cada detalle allí por donde pases. Focaliza tus 5 sentidos en aquello que hagas.
Aunque es mejor que nada, esto no cuenta como hacer ejercicio. ¡Sal a la calle! ¡Toma contacto con la naturaleza!

3) Redirigir los pensamientos.

Redirige tus pensamientos para centrarte más en lo positivo en lugar de lo negativo. Cada vez que pienses en algo negativo, piensa en todo aquello por lo que puedes estar agradecido. Puede ser la casa que tienes actualmente, la familia que tienes, los alimentos que tienes, o incluso el trabajo que tienes. Si reflexionas sobre ello, muchas personas no tienen estos productos básicos que muchos de nosotros damos por sentado.
A veces esperamos y anhelamos y deseamos tanto que nos olvidamos de los regalos que están delante de nosotros todos los días de nuestras vidas. Si tan sólo seríamos capaces de ver las cosas maravillosas que están justo en frente de nosotros…
La meditación tiene el poder de destruir los pensamientos negativos.

4) No tengas miedo de pedir ayuda.

Tienes que valorar cuán triste estás o cómo te incapacita dicha tristeza para hacer una vida normal. Si sientes que no puedes seguir adelante, que te está causando problemas en tu vida personal o que ya no aguantas más, di ¡basta! levanta el teléfono ya mismo (o mañana cuando te levantes) y concierta una cita con tu médico de cabecera. ¿LO HARÁS? Espero tu comentario contándome que lo has hecho.
También puedes recurrir a un amigo/a o familiar con el que te sientas cómodo/a. Sé sincero/a al 100 %. No tienes porqué mentir u ocultar cosas: tu salud está en juego y debes poner toda la carne en el asador. Abre tu corazón totalmente y recibe la ayuda que necesitas.
Piensa ahora mismo en una persona a la que vas a llamar (a parte del médico que ya hemos comentado anteriormente). A continuación mándale un Whatsapp o llámale para quedar mañana. Dile que le vas a buscar al trabajo o que le invitas a comer.
Necesitas desahogarte.
Hasta aquí estos 4 puntos que te ayudaran a tomar las riendas de tu situación. Ahora dime, ¿vas a hacer al menos uno de estos 4 puntos?
http://www.recursosdeautoayuda.com/consejos-para-superar-la-depresion/?utm_source=twitterfeed&utm_medium=facebook